Síguenos en
Follow on FacebookTweet about this on Twitter

Hoy en día, el deporte ha llegado a ser una actividad en la que mucha gente se está interesando y ha comenzado a practicar con más frecuencia, por lo que es importante que tomar en cuenta que se necesita tener una buena alimentación para obtener los resultados esperados por el mismo, ya que ésta y el deporte deben ser actividades que van estrechamente relacionados, pues si una persona se alimenta de manera adecuada, las probabilidades de sentir fatiga excesiva en el cuerpo disminuyen considerablemente, ya que entran proteínas y minerales que ayudan a obtener un balance ideal en tu rendimiento.

Toda persona que practica, con cierta frecuencia, un deporte o tipo de actividad que requiera de un esfuerzo prolongado debe prestar especial atención a los alimentos que ingiere a diario. Y no solo a eso, sino que también debe estar atenta a la calidad de estos alimentos y cantidad de los que los consume, generalmente.

Asimismo, al momento del día en los que los come. Sencillamente, porque no es el mismo grupo de alimentos el que se incorpora antes, durante o después de una práctica deportiva o entrenamiento. Y esto, lo creas o no, tiene una importancia vital. Concretamente, el rendimiento deportivo de una persona puede verse afectado por la mala calidad de su plan nutricional, el exceso o déficit en la ingestión y el consumo desordenado alimentos.

En definitiva, alimentación y entrenamiento van de la mano. Si bien una correcta alimentación no puede sustituir una mala preparación física, una dieta incorrecta puede perjudicar seriamente nuestro rendimiento aunque estemos en una forma física óptima. Además, una alimentación e hidratación incorrecta puede influir de una manera sorprendente en las temidas lesiones. Corrige tu dieta y sácate el máximo partido, aumenta tu rendimiento deportivo.

UA-74890232-1